Introducción
  Tratamiento
  Cronología del tratamiento
  Tratamiento de las secuelas
 
 

CRONOLOGÍA DEL TRATAMIENTO

Cierre del paladar (uranostafilorrafia)

La reconstrucción de la hendidura palatina debe ir encaminada a conseguir un paladar lo más normal posible tanto desde el punto de vista anatómico como funcional.

Obtener una buena longitud, que el paladar no esté tenso y que el velo tenga  una buena movilidad, son las premisas de esta cirugía.

La longitud la obtenemos utilizando incisiones tipo de Veau-Wardill asociadas a la veloplastía propuesta por Sanvenero Roselli, consistente en prolongar las incisiones medias del velo del paladar, más allá de la úvula, siguiendo el pilar posterior amigdalar.

  Veloplastía. Esquema de la intervención.  
 
  Veloplastía. Imagen portoperatoria.  

Para evitar la tensión se desinserta el músculo periestafilino externo de su reflexión en el gancho de la apófisis pterigoides. Nunca luxar dicha apófisis. La luxación o rotura de la apófisis  pterigoides es una de las principales causas de otitis e hipoacusias. La explicación es que al luxar o romper el gancho, se acoda y estenosa la trompa de Eustaquio.   

La movilidad la obtenemos mediante la desinserción del músculo elevador del paladar de su inserción anómala en el paladar óseo, retrodesplazandolo y suturándolo  en la línea media al del lado opuesto (plastía muscular).

a) Esquema de la inserción anómala del músculo elevador del paladar en la fisura palatina. b) Esquema de la plastía muscular.

  c) Imagen intraoperatoria de la plastía-reconstrucción del músculo elevador del paladar.  

Esta reconstrucción anatómica del músculo elevador del paladar, fundamental para el buen funcionalismo del velo, no es posible hacerlo antes de los 12 meses de edad, ya que antes  dicho músculo no está  lo suficientemente desarrollado como para poder reconocerlo, disecarlo y reconstruirlo.

Es por ello que, proponemos realizar la intervención palatina a partir de los 12 meses de edad.

El paladar lo cerramos en 1 ó 2 tiempos según el tipo de fisura.

Si esta respetada la arcada alveolar (formas incompletas), cerramos  paladar óseo y blando en 1 tiempo (uranostafilorrafia).

Si está fisurada la arcada alveolar, ya sea unilateralmente o bilateralmente, entonces intervenimos el paladar blando (estafilorrafia) a partir de los 12 meses y postponemos el cierre del paladar óseo (uranorrafia) hasta los 4 años de edad (una vez finalizada la erupción de la dentición temporal).

Operando las formas completas en 2 fases observamos una menor tendencia a las deformaciones (colapsos) maxilares en el postoperatorio, lo que simplifica en gran manera el tratamiento ortopédico-ortodóncico posterior.

  Operando las formas completas de fisura en 2 tiempos se observa una menor tendencia al colapso del maxilar superior y una buena oclusión dental.